En los próximos tres meses, algunas de mis obras podrán verse en las paredes del restaurante del Hotel Picasso en plena Costa Brava, en Torroella de Montgrí, Girona.

Share This